sabato, Ottobre 23

Shale gas, oportunidad para España Entrevista con con David Alameda, el director general de Shale Gas España

0
1 2


Madrid – Dada la importancia estratégica de las posibles reservas de hidrocarburos que pueda haber en España, es vital conocer la viabilidad de su extracción con las nuevas técnicas de fractura hidráulica. Para conocer el presente de la exploración del gas de esquisto en nuestro país, hemos hablado con David Alameda, el director general de Shale Gas España, la asociación que agrupa a las principales empresas del sector.

 

Existen varios proyectos en España para la exploración de shale gas, pero aún no se ha confirmado la existencia de hidrocarburos porque ninguno de ellos se ha desarrollado todavía ¿Podrán finalmente llevarse a cabo en este 2016? ¿Será éste el año que confirme si disponemos de shale y si es rentable extraerlo, o se precisará más tiempo?

Es cierto que aún no se ha realizado ningún pozo con fracturación hidráulica en ninguna de las zonas con potencial en España. En estos momentos las compañías están pendientes de que se resuelvan las autorizaciones administrativas y ambientales necesarias para comenzar a realizar los primeros sondeos, que esperamos, confirmen la existencia de gas natural en condiciones que hagan posible su producción. En todo caso, esa confirmación llevará todavía algún tiempo, porque no se trata solo de hacer sondeos, sino que será necesario todavía analizar los resultados en laboratorio y hacer una serie de estudios que confirmen la viabilidad de los proyectos.

Los gobiernos del PSOE y del PP han sido favorables los últimos años a las licitaciones para la exploración de hidrocarburos y otras materias primas mineras ¿Temen cambios con el actual panorama político español?

Nosotros confiamos en que los gobiernos, sean cuales sean, se rijan por criterios técnicos y actúen en beneficio de los ciudadanos. A nadie le cabe en la cabeza que un gobierno responsable no quiera conocer los recursos naturales que tiene el país, y más aún cuando de ellos depende el suministro de energía y la competitividad de la industria. España importa prácticamente el cien por cien del gas natural y el petróleo que utiliza y va a seguir utilizando durante muchas décadas. No hay ningún país en el mundo que decida no producir los recursos naturales que tiene, especialmente cuando los necesita de una manera tan acuciante. Además, estos momentos, después de una crisis como la que hemos padecido, donde se ha destruido tanto empleo, es fundamental que los gobiernos garanticen unas reglas del juego estables y una seguridad jurídica que atraiga inversiones. El sector de la energía ha sufrido muchos vaivenes y por eso España es uno de los países de la Unión Europea donde la energía es más cara, lo que hace que muchas de nuestras empresas no sean competitivas y tengan que cerrar. Al final son los ciudadanos quienes pagan las consecuencias.

No todas las comunidades autónomas son igual de favorables al shale ¿Son Castilla y León y Cataluña, las dos en las que todavía se extrae petróleo de la manera tradicional, las más favorables?

Tanto una como la otra se atienen a cumplir con la legislación vigente, pero en todo caso, esos ejemplos confirman que cuando existen recursos naturales, lo normal es conocerlos y utilizarlos en beneficio de todos. Hay comunidades autónomas que se declaran antifracking cuando ni tienen esa competencia, ni en su territorio se han pedido permisos para explorar por la sencilla razón de que no tienen potencial geológico.

Con las decepciones de las exploraciones en el Mediterráneo y las Islas Canarias ¿Nos queda ya sólo la opción del shale gas en la península para abaratar nuestra factura de hidrocarburos?

España es sobre todo un país de shale gas. Los estudios elaborados por distintas instituciones de prestigio nos dicen que nuestro subsuelo tiene un potencial de gas natural muy importante, alrededor de 90 años de consumo del 2014. El shale gas puede ser para España una gran oportunidad para abaratar nuestra factura, reducir nuestra dependencia, mejorar nuestra competitividad y crear empleo. Pero lo primero que tenemos que hacer es confirmar que esos recursos se pueden producir de manera viable. Y en eso consisten los proyectos que ahora mismo hay en marcha.

L’informazione che non paghi per avere, qualcuno paga perché Ti venga data.

Hai mai trovato qualcuno che ti paga la retta dell’asilo di tuo figlio? O le bollette di gas, luce, telefono? Io no. Chiediti perché c’è, invece, chi ti paga il costo di produzione dell'Informazione che consumi.

Un’informazione che altri pagano perché ti venga data: non è sotto il Tuo controllo, è potenzialmente inquinata, non è tracciata, non è garantita, e, alla fine, non è Informazione, è pubblicità o, peggio, imbonimento.

L’Informazione deve tornare sotto il controllo del Lettore.
Pagare il costo di produzione dell’informazione è un Tuo diritto.
"L’Indro" vuole che il Lettore si riappropri del diritto di conoscere, del diritto all’informazione, del diritto di pagare l’informazione che consuma.

Pagare il costo di produzione dell’informazione, dobbiamo esserne consapevoli, è un diritto. E’ il solo modo per accedere a informazione di qualità e al controllo diretto della qualità che ci entra dentro.

In molti ti chiedono di donare per sostenerli.

Noi no.

Non ti chiediamo di donare, ti chiediamo di pretendere che i giornalisti di questa testata siano al Tuo servizio, che ti servano Informazione.

Se, come noi, credi che l’informazione che consumiamo è alla base della salute del nostro futuro, allora entra.

Entra nel club L'Indro con la nostra Membership

Condividi.

Sull'autore

End Comment -->