giovedì, Settembre 23

Septiembre, el mes de Chile field_506ffb1d3dbe2

0
1 2


Santiago de Chile – Una vez a la semana, en los patios de los colegios chilenos, los escolares se reúnen para entonar el himno nacional. En cada celebración deportiva, en cada conmemoración histórica, en cada catástrofe… suena un ‘puro Chile es un cielo azulado’. Quizás, uno de los más  emotivos lo protagonizaron los 33 mineros atrapados aún tras el derrumbe de la mina San José.

El himno se entona con frecuencia. Pero más asiduo es el uso de la bandera, símbolo que no sólo se ve en los edificios públicos, sino en numerosos rincones de pueblos y ciudades. Una imagen que se incrementa aún más en septiembre. El ‘mes de la chilenidad’, donde hasta los autos llevan su insignia tricolor.

Chile es un país patriótico. Un sentimiento nacionalista cuyo origen radica en la escuela pública, según el académico del Instituto de Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Jaime Valenzuela, que no sólo “apunta al aprendizaje, sino al amor por la patria”.

La escuela hace sagrada la bandera, al igual que la fecha del 18 de septiembre; quizás, la fiesta más importante para un chileno. Desde pequeños “nos meten en la cabeza que el 18 de septiembre hay que celebrar”, señala por teléfono a L’Indro Valenzuela, “y hasta yo, que soy crítico con esas fechas porque sé cómo se crearon, estoy organizando un asado familiar”.

Ese día Chile celebra sus Fiestas Patrias, con la bandera bien enarbolada por ley y con una parrilla llena de carne, la forma de festejar de un chileno. Le acompañan los sonidos y colores de la cueca (el baile tradicional), unos tragos de terremoto (vino con helado de piña), unas empanadas de pino (un guiso de carne) y pan con pebre (un picadillo de tomate, cebolla y ají). El 18 es, además, feriado irrenunciable. Está prohibido trabajar, salvo excepciones, como hospitales, farmacias de guardia, lugares de recreación y ocio, gasolineras… Ni tampoco el 19 es día laboral, aunque en este caso se trata de una festividad militar, el día de las Glorias Navales, que lleva desfile incluido.

Dos feriados seguidos que se suman al deseo conjunto de exaltar la identidad chilena, que se destapa apenas siete días después de otra fecha que dividió al país y se desborda nada más comenzar este mes de la chilenidad. Donde la diversión y el patriotismo nublan el verdadero origen de la data, confundiéndolo con una conmemoración por la independencia de Chile.

 

¿QUÉ PASÓ REALMENTE EL 18S?

Las Fiestas Patrias bien podrían celebrarse en otra fecha”, explica el académico de la Facultad de Educación de la Universidad Mayor, David Torruela. Es, por tanto, una fecha “artificial”, como indica Valenzuela, creada por la clase alta tras la independencia ante el “deseo de construir un Estado-Nación” y “para eso tienen que convencer al resto del pueblo”, indica el profesor de la UC.

Chile proclamó la independencia el 12 de febrero de 1818, tras una guerra civil en un contexto de liberación del resto de colonias de América. El germen comenzó el 18 de septiembre de 1810, fecha que se conmemora en las deliciosas Fiestas Patrias del chileno actual, cuando se conformó la primera Junta de Gobierno. Una institución, sin embargo, “leal al rey de España, Fernando VII, que había sido capturado por Napoleón”, explica Torruela.

L’informazione che non paghi per avere, qualcuno paga perché Ti venga data.

Hai mai trovato qualcuno che ti paga la retta dell’asilo di tuo figlio? O le bollette di gas, luce, telefono? Io no. Chiediti perché c’è, invece, chi ti paga il costo di produzione dell'Informazione che consumi.

Un’informazione che altri pagano perché ti venga data: non è sotto il Tuo controllo, è potenzialmente inquinata, non è tracciata, non è garantita, e, alla fine, non è Informazione, è pubblicità o, peggio, imbonimento.

L’Informazione deve tornare sotto il controllo del Lettore.
Pagare il costo di produzione dell’informazione è un Tuo diritto.
"L’Indro" vuole che il Lettore si riappropri del diritto di conoscere, del diritto all’informazione, del diritto di pagare l’informazione che consuma.

Pagare il costo di produzione dell’informazione, dobbiamo esserne consapevoli, è un diritto. E’ il solo modo per accedere a informazione di qualità e al controllo diretto della qualità che ci entra dentro.

In molti ti chiedono di donare per sostenerli.

Noi no.

Non ti chiediamo di donare, ti chiediamo di pretendere che i giornalisti di questa testata siano al Tuo servizio, che ti servano Informazione.

Se, come noi, credi che l’informazione che consumiamo è alla base della salute del nostro futuro, allora entra.

Entra nel club L'Indro con la nostra Membership

Condividi.

Sull'autore

End Comment -->