martedì, Giugno 15

Los Miserables de España El código penal español es tan bestial que cualquier ciudadano puede terminar en prisión por participar en una manifestación. El PSOE no cumple su promesa de reformarlo

0

Todas las ideologías son legítimas. Uno puede ser monárquico o republicano; de derechas o de izquierdas; patriota o ciudadano del mundo; liberal o socialista. Se puede creer en la trascendencia o pensar que la vida es una pura aventura química. A priori, no hay ideologías buenas e ideologías malas, y de verdades absolutas, pocas. El debate político nos permite contraponer razones,confrontar modelos, buscar consensos. Esta es la grandeza de la humanidad. Ninguna otra especie animal no ha llegado a este punto.

Pero hay una línea infranqueable que quien la atraviesa pierde toda razón y toda legitimidad.El Estado tiene sus razones, pero la injusticia flagrante y la mentira no son admisibles por razón de estado.

Cuando la administración pública pone en marcha la maquinaria represiva contra ciudadanos honorables para combatir sus ideas; cuando estos ciudadanos, para esquivar problemas más graves, terminan confesando delitos que no han cometido; y cuando son obligados a pagar multas o indemnizaciones por daños que no han causado, todo se ha perdido. Si el estado de derecho ampara arbitrariedades como éstas, deja de tener sentido hablar de Derecho, y evidencia que el estado ha quebrado.

Jóvenes catalanes han asumido pagar cuantiosas reparaciones por una furgoneta policial que no habían dañado; otros han tenido que pagar indemnizaciones por lesiones de unos agentes que se lastimaron mientras golpeaban los manifestantes cuando intentaban detenerlos. Algunos de estos jóvenes han decidido declararse culpables y asumir consecuencias penales; la alternativa era defender su inocencia y ser víctimas de la ley que permite condenar a hasta siete años de prisión por alteración del orden público. Lo explica la abogada penalista que ha seguido el proceso.

Ser inocente y tener que declararse culpable: esta es una de las consecuencias más terribles de la reforma del Código Penal que el PP de Mariano Rajoy impulsó en 2015una ley que el gobierno socialista español se comprometió a derogar. Pedro Sánchez lleva desde mayo de 2018 presidiendo el gobierno español, y la ley sigue vigente.

Reconocer delitos bajo tortura, como ocurría cuando quien hacía los interrogatorios era la Inquisición; o bajo amenaza de prisión, con el Código Penal vigente, impide defender la propia dignidad. Cuando la ley conlleva estas salvajadas, quien actúa en nombre de la ley es un miserable.

Las víctimas de esta abyecta represión son – ¡oh, sorpresa! – manifestantes que protestaban contra otra sentencia injusta: la que mantiene en prisión, después de más de tres años, los líderes que intentaron permitir a todos los catalanes ejercer el derecho a la autodeterminación: Jordi Cuixart, Jordi Sánchez, Dolors Bassa, Carmen Forcadell – ¡Presidenta del Parlamento! -, Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn, Oriol Junqueras y Raül Romeva.

Ya pueden los ministros españoles ir criticando la vulneración de derechos humanos en China, en Turquía o en Rusia. Cuando se trata del conflicto con Cataluña, el régimen español no es menos miserable.

L’informazione che non paghi per avere, qualcuno paga perché Ti venga data.

Hai mai trovato qualcuno che ti paga la retta dell’asilo di tuo figlio? O le bollette di gas, luce, telefono? Io no. Chiediti perché c’è, invece, chi ti paga il costo di produzione dell'Informazione che consumi.

Un’informazione che altri pagano perché ti venga data: non è sotto il Tuo controllo, è potenzialmente inquinata, non è tracciata, non è garantita, e, alla fine, non è Informazione, è pubblicità o, peggio, imbonimento.

L’Informazione deve tornare sotto il controllo del Lettore.
Pagare il costo di produzione dell’informazione è un Tuo diritto.
"L’Indro" vuole che il Lettore si riappropri del diritto di conoscere, del diritto all’informazione, del diritto di pagare l’informazione che consuma.

Pagare il costo di produzione dell’informazione, dobbiamo esserne consapevoli, è un diritto. E’ il solo modo per accedere a informazione di qualità e al controllo diretto della qualità che ci entra dentro.

In molti ti chiedono di donare per sostenerli.

Noi no.

Non ti chiediamo di donare, ti chiediamo di pretendere che i giornalisti di questa testata siano al Tuo servizio, che ti servano Informazione.

Se, come noi, credi che l’informazione che consumiamo è alla base della salute del nostro futuro, allora entra.

Entra nel club L'Indro con la nostra Membership

Condividi.

Sull'autore

Docente della Universitat de Vic, Departament d'Economia i Empresa

End Comment -->