venerdì, Maggio 7

Lluvia con olor a calma en Chile Santiago de Chile

0
1 2


Santiago de Chile – Junto con la victoria de la selección chilena en la Copa América, la mejor noticia de las últimas dos semanas es la lluvia. Cae agua sobre gran parte del país e inaugura un julio lluvioso, después de que junio terminara a cero en precipitaciones; algo que no ocurría en la capital desde 1967.

La dramática sequía afecta sobre todo a la zona central y centro sur de Chile. En Santiago, la capital, debiera haber llovido ya 132,9 milímetros, en lugar de los 11,9 caídos hasta el 30 de junio, que repuntaron hasta los 45 tras las precipitaciones del fin de semana pasado.

En Valparaíso, la segunda ciudad más poblada, debiera haberse registrado 158,7 milímetros, en vez de 5,2; que crecieron a 32,8 después.

Precipitaciones

La década 2003-2013 es la más seca desde 1866 y la “más calurosa, aclara a L’Indro el profesor de la Universidad Mayor Iván Selles. Y, teniendo en cuenta las cifras, seguimos en esa tendencia de pocas lluvias y altas temperaturas. “La última vez tan seca fue el óptimo climático de la Edad Media, en el siglo nueve y diez, que corresponde con la desaparición de la civilización Maya”, recuerda.

Pese a que el fenómeno de El Niño, que trae agua a las costas del Pacífico, se fue fortaleciendo poco a poco este año, la presencia y potencia de los anticiclones ha sido superior. A ello se suma un descenso generalizado de las precipitaciones, consecuencia del calentamiento global.

Lo que estamos viviendo hoy aquí es consecuencia del cambio climático”, afirma Selles. Vivimos la aceleración del calentamiento, “una tendencia que empezó hace 10.000 años, en la última glaciación”.

La misma teoría la comparte Wilfredo Alfaro, experto en desertificación de la Conaf. «Chile es uno de los países que más se ha visto afectado por el cambio climático en el mundo. Desde 2007 hemos estado en un proceso largo de sequía que ha mantenido una reducción de 30% a 50%  de las precipitaciones dependiendo de la región», dice al diario La Tercera.

La desertificación es uno de los problemas socio-ambientales más agudos del país, según lo cataloga un informe del PNUD y la Unión Europea. Los territorios áridos y semiáridos afectados por la escasez hídrica superan el 60%, constituyendo un grave riesgo para la biodiversidad y la productividad del país.

Una menor cantidad de precipitaciones implica menos vegetación y menos alimento para los animales, afectando a toda la cadena trófica. Desde hace ya varios meses se están viendo animales casi esqueléticos o muertos por falta de alimento debido a la sequía. Animales que, paradójicamente, se encuentran en el verde y frondoso sur de Chile, donde están acostumbrados a una media de 200 días al año de lluvias.

Pero las consecuencias también las están sufriendo las plantas. La agricultura, un sector que emplea a unas 700.000 personas de un país de 17 millones de personas, es también uno de los más afectados.

carmen agricoltura

Las pérdidas son cuantiosas, pero aún no se pueden estimar con certeza. “A la fecha aún no han brotado las plantas, razón por la cual no es posible medir objetivamente los posibles efectos sobre la producción”, explica por mail Ronald Bown, presidente de la Asociación de Exportadores de Chile Asoex.

L’informazione che non paghi per avere, qualcuno paga perché Ti venga data.

Hai mai trovato qualcuno che ti paga la retta dell’asilo di tuo figlio? O le bollette di gas, luce, telefono? Io no. Chiediti perché c’è, invece, chi ti paga il costo di produzione dell'Informazione che consumi.

Un’informazione che altri pagano perché ti venga data: non è sotto il Tuo controllo, è potenzialmente inquinata, non è tracciata, non è garantita, e, alla fine, non è Informazione, è pubblicità o, peggio, imbonimento.

L’Informazione deve tornare sotto il controllo del Lettore.
Pagare il costo di produzione dell’informazione è un Tuo diritto.
"L’Indro" vuole che il Lettore si riappropri del diritto di conoscere, del diritto all’informazione, del diritto di pagare l’informazione che consuma.

Pagare il costo di produzione dell’informazione, dobbiamo esserne consapevoli, è un diritto. E’ il solo modo per accedere a informazione di qualità e al controllo diretto della qualità che ci entra dentro.

In molti ti chiedono di donare per sostenerli.

Noi no.

Non ti chiediamo di donare, ti chiediamo di pretendere che i giornalisti di questa testata siano al Tuo servizio, che ti servano Informazione.

Se, come noi, credi che l’informazione che consumiamo è alla base della salute del nostro futuro, allora entra.

Entra nel club L'Indro con la nostra Membership

Condividi.

Sull'autore

End Comment -->