sabato, Settembre 25

Inflación, el gran obstáculo de la economía de Macri Stiglitz: la tarea de Macri "es hacer frente a los desequilibrios externos y fiscales y reducir la inflación"

0
1 2


Buenos Aires – El economista y consultor Salvador Di Stefano es más que claro: “El ajuste de la economía Argentina se basa en dos grandes pilares. Por un lado, el de llevar el tipo de cambio oficial a un nivel real, que permita ser competitivo a nivel internacional. El segundo paso es acomodar los precios relativos de la economía. No podemos seguir subsidiando la energía eléctrica, el gas y el transporte. Tenemos que pasar a tarifas reales, para incentivar la inversión en los tres sectores, y al mismo tiempo mantener un esquema de precios sustentable en el tiempo”.

Hace horas se conoció la opinión del caso argentino, en un extenso reporte generado por parte del premio Nobel, el economista Joseph E. Stiglitz (y firmado junto a Martín Guzmán, postdoctorado  en el Departamento de Economía y Finanzas en la Universidad de la Columbia Business School). Allí declaran que “la administración de Macri heredó una economía delicada. Y si no tiene cuidado, Argentina podría enfrentar una crisis de balanza de pagos, debido al deterioro de las condiciones externas y a la mala gestión macroeconómica, sobre todo desde 2011”.

Este parece ser el punto del deterioro y quiebre para ambos economistas en su análisis: “Después de 2011, en lugar de diseñar cuidadosamente las políticas macro y micro para favorecer un aumento constante de la oferta y la demanda, la mayoría de las políticas fomentaron el sostenimiento de la demanda agregada, dentro de un contexto que ya no era puramente keynesiano”, afirman.

Atribuyen que el tipo de cambio continuó socavando la estrategia de desarrollo post-2003 de Argentina. Y que las exportaciones y la actividad real se estancaron. Ni “los controles de cambio y restricciones a la importación se impusieron para combatir la fuga de capitales y reforzar la balanza comercial”, mientras “las reservas de divisas siguieron cayendo”.

Stiglitz entiende que la tarea de Macri “es hacer frente a los desequilibrios externos y fiscales y reducir la inflación, sin deshacer lo que se ha logrado. En sus primeras semanas, su gobierno eliminó y redujo los impuestos a las exportaciones de productos básicos y abolió los controles de cambio, lo que resultó una devaluación de facto de alrededor del 35% del peso argentino frente al dólar”. En su opinión, el futuro se presenta amenazante y será todo un desafío para las actuales autoridades. Opinan que “la aceleración de la inflación, un empeoramiento de la posición comercial (y, aún más preocupante, una mayor erosión de las ya disminuidas reservas en moneda extranjera) y un marcado aumento de la desigualdad, dan lugar al peor de los mundos posibles: la estanflación”. Se refieren al “enfriamiento” de la economía y sin contención de la inflación.

Las noticias buenas que augura el premio Nobel de Economía se reducen al siguiente escenario: “El paso de los precios al consumidor a través de la eliminación de los impuestos a la exportación y los controles de cambio, el efecto de esta devaluación sobre las exportaciones e importaciones, la respuesta de los inversionistas extranjeros al nuevo entorno y el acceso a la financiación que depende de un acuerdo con los acreedores no aceptantes, los llamados fondos buitres”.

L’informazione che non paghi per avere, qualcuno paga perché Ti venga data.

Hai mai trovato qualcuno che ti paga la retta dell’asilo di tuo figlio? O le bollette di gas, luce, telefono? Io no. Chiediti perché c’è, invece, chi ti paga il costo di produzione dell'Informazione che consumi.

Un’informazione che altri pagano perché ti venga data: non è sotto il Tuo controllo, è potenzialmente inquinata, non è tracciata, non è garantita, e, alla fine, non è Informazione, è pubblicità o, peggio, imbonimento.

L’Informazione deve tornare sotto il controllo del Lettore.
Pagare il costo di produzione dell’informazione è un Tuo diritto.
"L’Indro" vuole che il Lettore si riappropri del diritto di conoscere, del diritto all’informazione, del diritto di pagare l’informazione che consuma.

Pagare il costo di produzione dell’informazione, dobbiamo esserne consapevoli, è un diritto. E’ il solo modo per accedere a informazione di qualità e al controllo diretto della qualità che ci entra dentro.

In molti ti chiedono di donare per sostenerli.

Noi no.

Non ti chiediamo di donare, ti chiediamo di pretendere che i giornalisti di questa testata siano al Tuo servizio, che ti servano Informazione.

Se, come noi, credi che l’informazione che consumiamo è alla base della salute del nostro futuro, allora entra.

Entra nel club L'Indro con la nostra Membership

Condividi.

Sull'autore

End Comment -->