domenica, Agosto 14

Golden Visa: ¿Cuánto cuesta obtener la nacionalidad europea? field_506ffb1d3dbe2

0
1 2


En su opinión, ¿Ha tenido éxito la Golden Visa en España?

Sí, pues se concede la residencia con el solo requisito de la inversión. Sin embargo, y según las estadísticas, en los 15 meses desde la entrada en vigor de la norma en España se han concedido unos 500 visados, frente a los 2.100 en Portugal, donde, curiosamente, el 80% de los mismos corresponde a ciudadanos chinos.

Portugal adoptó la Golden Visa en octubre de 2012 con gran éxito al conceder 1.775 visados (1.681 por adquisición de vivienda) en dos años. La inversión total que obtuvo el gobierno luso en esos 24 meses superó los 1.250 millones de euros. Como en España, la inversión mínima también es de 500.000 euros, pero solo se exige pasar siete días al año en el país para obtener la residencia durante un año, renovable por periodos de dos años. La residencia permanente se obtiene después de cinco años pero mientras, el inversor puede viajar por Europa sin necesidad de visa.

En realidad, según algunos juristas, la obtención a los cinco años de la residencia permanente que asegura el Gobierno luso incumple los requisitos de residencia efectiva establecidos en la Directiva 2003/109 y que son válidos para toda la Unión Europea. Por ese motivo, creen que podríamos estar ante un caso de incorrecta trasposición de dicha Directiva, pues en cualquier otro país europeo la residencia permanente sólo se obtiene viviendo efectivamente en el territorio.

¿Por qué no ha tenido éxito la Golden Visa en España?

Teniendo en cuenta que el gobierno español hizo una previsión de 2.000 Golden Visa, el hecho de haber tramitado sólo esas 500, supone un fracaso en la medida. Ahora, una vez analizado el problema, el Ejecutivo pretende suavizar los requisitos por inversión para obtener ‘visados express’. Lo que más ha funcionado en España hasta ahora ha sido la venta de viviendas de lujo a ciudadanos chinos y rusos, lo que no compensa el esfuerzo realizado.

El Gobierno estudia la modificación de alguno de los aspectos jurídicos que puedan facilitar la demanda de Visas, tales como otorgar un visado de seis meses a quienes hayan firmado ya el contrato y depositado el dinero, o renovar el permiso de residencia desde su país, sin necesidad de volver a viajar a España.

Desde el punto de vista económico, la Golden Visa es muy rentable. No podemos negar que las nacionalizaciones exprés de deportistas o los pasaportes ‘cotonus’ son ejemplos de ese mismo afán por comprar medallas o llenar los equipos con dudosos jugadores que no ocupen plaza de extranjeros. Pocos o ningún país pueden hacer gala de la pureza de los deportistas que tienen su lugar de trabajo allí. Y muchas selecciones europeas han contado con jugadores o atletas nacionalizados.

Sin embargo, si lo miramos desde otro punto de vista, el escaso éxito (o fracaso) de la Golden Visa en España y las dudas legales que puede generar su implantación actual en Portugal pueden servir para que otros gobiernos europeos no intenten también vender la nacionalidad europea a extranjeros ricos. ¿Se imaginan que pasaría si Grecia bajara los requisitos para obtener la nacionalidad helena y, por tanto, la europea pensando única y exclusivamente en obtener capital? Pongamos que Grecia entrara en la guerra de las Golden Visa con Irlanda, España y Portugal y ofreciera su nacionalidad a cambio de la compra de una vivienda por unos 350.000 euros o una inversión de capital de 750.000 euros… ¿Le conviene a Europa que los países miembros de la Unión entren en ese tipo de guerras políticas? Probablemente, no.

 

 

L’informazione che non paghi per avere, qualcuno paga perché Ti venga data.

Hai mai trovato qualcuno che ti paga la retta dell’asilo di tuo figlio? O le bollette di gas, luce, telefono? Io no. Chiediti perché c’è, invece, chi ti paga il costo di produzione dell'Informazione che consumi.

Un’informazione che altri pagano perché ti venga data: non è sotto il Tuo controllo, è potenzialmente inquinata, non è tracciata, non è garantita, e, alla fine, non è Informazione, è pubblicità o, peggio, imbonimento.

L’Informazione deve tornare sotto il controllo del Lettore.
Pagare il costo di produzione dell’informazione è un Tuo diritto.
"L’Indro" vuole che il Lettore si riappropri del diritto di conoscere, del diritto all’informazione, del diritto di pagare l’informazione che consuma.

Pagare il costo di produzione dell’informazione, dobbiamo esserne consapevoli, è un diritto. E’ il solo modo per accedere a informazione di qualità e al controllo diretto della qualità che ci entra dentro.

In molti ti chiedono di donare per sostenerli.

Noi no.

Non ti chiediamo di donare, ti chiediamo di pretendere che i giornalisti di questa testata siano al Tuo servizio, che ti servano Informazione.

Se, come noi, credi che l’informazione che consumiamo è alla base della salute del nostro futuro, allora entra.

Entra nel club L'Indro con la nostra Membership

Condividi.

Sull'autore

End Comment -->