lunedì, Aprile 19

Fondos europeos: la clase ‘extractiva’ española, a la caza de la fortuna Los fondos Next Generation que llegarán a España beneficiarán a las grandes empresas de siempre

0

La respuesta de los diferentes gobiernos del mundo a la pandemia ha sido diversa en cuanto a las medidas de restricción de movilidad y de confinamiento; en cambio, en el terreno económico ha habido un cierto consenso en aplicar medidas keynesianas: había que reactivar la demanda a base de gasto público y de impresión de billetes de banco.
Lo que no ha sido igual ha sido la velocidad de respuesta. La más rápida la vimos en Estados Unidos: ya en abril de 2020, millones de estadounidenses se encontraron un día con 1200 $ ingresados en su cuenta corriente sin tener que hacer ninguna gestión. ¡Quién nos iba a decir que la administración más eficazmente keynesiana sería la de Donald Trump!

En Europa, cada país ha hecho lo que ha podido -en los países del sur, poco. En cuanto a la Unión Europea, el problema es que cada decisión debe negociarse entre 27 países. La primera reunión sobre la creación de un fondo de rescate europeo para recuperar la economía europea se hizo en abril del año pasado. Descartada la idea de la deuda permanente, ahora hay, finalmente, un acuerdo para financiar proyectos de digitalización de la economía y de transición energética. El dinero empezará a llegar, con suerte, el próximo verano -demasiado tarde para miles de empresas que no habrán resistido las restricciones.

Después de muchos tira y afloja, la Unión Europea decidió dotar el fondo de reconstrucción con 1,5 billones de euros, la mitad a fondo perdido y la otra mitad en forma de crédito. Los principales países beneficiarios serán Italia, con unos 220.000 millones, y España, con 140.000.
Para conseguir la financiación de proyectos es necesario el visto bueno de Bruselas y, previamente, de los gobiernos nacionales. En el caso de España, está por ver qué parte gestionará el gobierno central y qué parte las comunidades autónomas. Para regular el acceso a los fondos, el Congreso de Diputados aprobó un decreto contra el que votaron la mayoría de grupos parlamentarios, pero prosperó gracias a la inquietante abstención de la extrema derecha.
Según la exposición de motivos, la intención del decreto es simplificar los trámites administrativos y agilizar la burocracia para acceder a los fondos. Todo suena muy bien, pero …

Ya hay una asesoría privada para ayudar a las empresas a conseguir los fondos.
Según consta en su página web, el principal reclamo de la empresa es que sus asesores tienen acceso directo a la Administración.No me extraña: es una compañía que fundó el señor Pepe Blanco, ex ministro y ex portavoz del PSOE, y donde trabajan otros personajes ilustres con carreras políticas en este partido o en el PP.

Ya estamos en las mismas: cuando se vislumbra una lluvia de millones, en España se movilizan las fuerzas vivas para que el dinero vaya a parar a las grandes empresas de siempre, los apellidos ilustres de la élite económica del país. Son los mismos apellidos que había entre los principales accionistas de las empresas privadas y los consejos de administración de las públicas en el régimen anterior -el del General.

Según la teoría, la economía de mercado permite asignar de una manera muy eficiente los recursos, y el sector público debe tratar de corregir los fallos o los abusos de mercado. En España, la práctica es otra: la confusión de intereses públicos con privados es endémica; el sector público no corrige los posibles fallos del mercado sino que las exacerba, asegurando que las lluvias de millones no se equivoquen nunca de bolsillos.

Recordemos que España fue el país que más ayudas europeas recibió entre 1986 y 2006, y que el expolio fiscal al que está sometida Cataluña ronda el 8% del PIBcatalán desde hace más de treinta años. Esta ingente cantidad de millones ha servido para financiar carísimas y a menudo innecesarias infraestructuras, que siempre cumplen dos condiciones: a) todas van a parar a Madrid; b) la adjudicación de las obras supone pago de comisiones ilegales para financiar los partidos del régimen (PP y PSOE) y sus dirigentes, como un par de semanas atrás se volvió a evidenciar.
Los millones de catalanes separatistas no lo son por capricho: quieren huir de un estado corrupto hasta el tuétano que les chupa la sangre.

L’informazione che non paghi per avere, qualcuno paga perché Ti venga data.

Hai mai trovato qualcuno che ti paga la retta dell’asilo di tuo figlio? O le bollette di gas, luce, telefono? Io no. Chiediti perché c’è, invece, chi ti paga il costo di produzione dell'Informazione che consumi.

Un’informazione che altri pagano perché ti venga data: non è sotto il Tuo controllo, è potenzialmente inquinata, non è tracciata, non è garantita, e, alla fine, non è Informazione, è pubblicità o, peggio, imbonimento.

L’Informazione deve tornare sotto il controllo del Lettore.
Pagare il costo di produzione dell’informazione è un Tuo diritto.
"L’Indro" vuole che il Lettore si riappropri del diritto di conoscere, del diritto all’informazione, del diritto di pagare l’informazione che consuma.

Pagare il costo di produzione dell’informazione, dobbiamo esserne consapevoli, è un diritto. E’ il solo modo per accedere a informazione di qualità e al controllo diretto della qualità che ci entra dentro.

In molti ti chiedono di donare per sostenerli.

Noi no.

Non ti chiediamo di donare, ti chiediamo di pretendere che i giornalisti di questa testata siano al Tuo servizio, che ti servano Informazione.

Se, come noi, credi che l’informazione che consumiamo è alla base della salute del nostro futuro, allora entra.

Entra nel club L'Indro con la nostra Membership

Condividi.

Sull'autore

Docente della Universitat de Vic, Departament d'Economia i Empresa

End Comment -->