mercoledì, Ottobre 20

'España, política muy dura, pero ha salvado al país de la ruina'

0
1 2


Madrid – Las subastas judiciales o ejecuciones hipotecarias siguen aumentando en España a pesar de que el país ya ha salido de la recesión. El descenso del número de concursos de acreedores, no obstante, así lo confirma también. Y es que en España el consumidor que ha sufrido una ejecución hipotecaria por parte de las entidades financieras no recibe el mismo trato que en otros países de la Unión Europea porque todavía no se están aplicando las directivas europeas en esta materia. Las empresas, en cambio, sí están protegidas.

El último informe sobre la Justicia en España publicado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) pone de manifiesto el incremento en 2014 de un 22,2% de las subastas judiciales hasta alcanzar las 67.017. Sube en prácticamente todas las Comunidades Autónomas con la única excepción de Murcia. En Navarra crecen un 49,1% y en Valencia un 37,8%, por ejemplo. El dato contrasta con la caída sustancial de concursos que pone de manifiesto el CGPJ en su informe. En el 2014 fueron 8.132, un 34,6% menos que los 10.949 del 2013.

Por otra parte, el informe del CGPJ también pone de manifiesto la debilidad de los juzgados de lo mercantil. La duración media de los casos mercantiles se sitúa en los 40 meses (casi 4 años) frente a los 6,2 meses de primera instancia o 6,6 de las Audiencias Provinciales. Además, sólo el 66,2% de las sentencias de lo mercantil son dictadas por jueces o magistrados de carrera frente a cerca del 90% del resto de jurisdicciones.

Para aclarar todos estos temas y conocer mejor la situación real de la sociedad española, su economía y sus empresas, hemos hablado con Juan Ignacio Navas, socio-director del despacho Navas & Cusí, especializado en derecho bancario y financiero.

 

¿Qué implica el aumento de las subastas judiciales para la sociedad española?

El aumento de las ejecuciones hipotecarias para la sociedad española, significa primero una situación dramática por razones obvias para el país y sus ciudadanos, y desde luego un cambio clarísimo de mercado, debido a la rigidez y posición dominante y abusiva en muchos casos de las entidades financieras, va a significar un cambio de mercado; el mercado de vivienda será de renta. Ya muy poca población quiere asumir la responsabilidad patrimonial ilimitada como piden los bancos sobre el total crédito hipotecario, sin que exista la posibilidad de la dación en pago del inmueble.

¿Por qué sigue empeorando este dato año tras año?

Es difícil precisar por qué empeora la situación. Obviamente, la crisis económica ha hecho estragos en el país, y al final la capacidad de supervivencia económica de las familias se ha agotado. Eso sí, el dato al alza pone de manifiesto que lejos del triunfalismo de algunos políticos, lamentablemente el problema no va a menos, sino a más.

L’informazione che non paghi per avere, qualcuno paga perché Ti venga data.

Hai mai trovato qualcuno che ti paga la retta dell’asilo di tuo figlio? O le bollette di gas, luce, telefono? Io no. Chiediti perché c’è, invece, chi ti paga il costo di produzione dell'Informazione che consumi.

Un’informazione che altri pagano perché ti venga data: non è sotto il Tuo controllo, è potenzialmente inquinata, non è tracciata, non è garantita, e, alla fine, non è Informazione, è pubblicità o, peggio, imbonimento.

L’Informazione deve tornare sotto il controllo del Lettore.
Pagare il costo di produzione dell’informazione è un Tuo diritto.
"L’Indro" vuole che il Lettore si riappropri del diritto di conoscere, del diritto all’informazione, del diritto di pagare l’informazione che consuma.

Pagare il costo di produzione dell’informazione, dobbiamo esserne consapevoli, è un diritto. E’ il solo modo per accedere a informazione di qualità e al controllo diretto della qualità che ci entra dentro.

In molti ti chiedono di donare per sostenerli.

Noi no.

Non ti chiediamo di donare, ti chiediamo di pretendere che i giornalisti di questa testata siano al Tuo servizio, che ti servano Informazione.

Se, come noi, credi che l’informazione che consumiamo è alla base della salute del nostro futuro, allora entra.

Entra nel club L'Indro con la nostra Membership

Condividi.

Sull'autore

End Comment -->