venerdì, Ottobre 22

Chile: hacia la gestión de catástrofes

0
1 2


La gestión de este terremoto le valió a Chile el reconocimiento de la ONU. La directora de al Oficina para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR), Margareta Wahlström, felicitó al Gobierno de Michelle Bachelet por la “reacción eficiente que ha salvado vidas“. Wahlström resaltó la inversión en infraestructuras resistentes, los sistemas de alerta temprana y la planificación urbanística que han contribuido a que el número de víctimas sea bajo a pesar de la intensidad del terremoto.

Antes de esto, en una columna publicada en el USA Today, los profesores de la Universidad de Stanford, Erwann Michel-Kerjan, Howard Kunreuther y Michael Useem ponían a Chile como ejemplo para afrontar catástrofes. Los académicos comparaban la gestión del Gobierno en los aluviones de abril de este año con el temporal de nieve que afectó a Estados Unidos.

Sin embargo, en el país de origen, las riadas en el desierto más seco del mundo generaron más críticas que alabanzas. Según la mayoría de los expertos, Chile ha avanzado en prevención y gestión de terremotos dada su trágica historia sísmica. Pero esto no se ha producido en cuando a inundaciones, volcanes e incendios, muy frecuentes todos en el último tiempo. Tan sólo este año se produjeron dos erupciones volcánicas (Chile posee la segunda cadena de volcanes más grande y activos, tras Indonesia), el del Villarrica y el Calbuco; más los citados terremotos y aluviones y los incendios que acabaron con gran parte del bosque nativo araucano.

En un debate en el programa de televisón ‘El informante’ de TVN, el arquitecto y profesor de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica, Iván Poduje, señalaba tres razones por las que no se está avanzando en una política de gestión de emergencias más eficaz.

Las políticas cortoplacistas y la reticencia a las grandes inversiones para obras de mitigación, la falta de descentralización general del país y las pequeñas zonas de riesgo que incluyen los planes de regulación de las ciudades. Planificación territorial a la que también alude el científico y académico de la UC, Marcelo Lagos. “Es la única forma para defendernos”, argumenta, y critica que existan hospitales en las zonas de riesgo de tsunamis.

 

FALTA DE MODERNIZACIÓN

Sin duda, la institución que más críticas acumula es la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (ONEMI), con quien L’Indro intentó contactar, sin éxito. La mayoría de los expertos apuntan a fallas en la coordinación, escasa descentralización y autonomía y falta de recursos. Es un “modelo de gestión de hace 40 años”, señala el experto en gestión de emergencias Michel de L’Herbe.

En el mismo programa de televisión, comparaban los recursos destinados a emergencia en Estados Unidos y en Chile. Mientras que en el primero, el reparto daba 30 euros por persona, en el país latino la cuenta salía a euro por habitante.

Tabella cile catastrofi

Aparte del dinero que el Estado destina a la ONEMI, está la partida de reconstrucción que cada año deben incluir el presupuesto de la nación, dado que los desastres naturales no desaparecen y algunas catástrofes, como la del 27F, se arrastran durante años.

Para este año, el monto asciende a 425.500.000 de euros, el más bajo desde 2010. Quizás sea una señal de debilidad económica por la que pasa el país, o quizás una muestra de que cada vez se necesita menos dinero para la recuperación de las zonas afectadas por la preparación del país.

A día de hoy, sin embargo, no es posible decantarse por ninguna de estas dos teorías, pues se necesita perspectiva temporal, en la que jugará un papel importante el proyecto Kizuna. Quizás dentro de cinco años, cuando termine, se pueda evaluar si se cumplió el objetivo de reducir la partida de reconstrucción con datos contrastados.

L’informazione che non paghi per avere, qualcuno paga perché Ti venga data.

Hai mai trovato qualcuno che ti paga la retta dell’asilo di tuo figlio? O le bollette di gas, luce, telefono? Io no. Chiediti perché c’è, invece, chi ti paga il costo di produzione dell'Informazione che consumi.

Un’informazione che altri pagano perché ti venga data: non è sotto il Tuo controllo, è potenzialmente inquinata, non è tracciata, non è garantita, e, alla fine, non è Informazione, è pubblicità o, peggio, imbonimento.

L’Informazione deve tornare sotto il controllo del Lettore.
Pagare il costo di produzione dell’informazione è un Tuo diritto.
"L’Indro" vuole che il Lettore si riappropri del diritto di conoscere, del diritto all’informazione, del diritto di pagare l’informazione che consuma.

Pagare il costo di produzione dell’informazione, dobbiamo esserne consapevoli, è un diritto. E’ il solo modo per accedere a informazione di qualità e al controllo diretto della qualità che ci entra dentro.

In molti ti chiedono di donare per sostenerli.

Noi no.

Non ti chiediamo di donare, ti chiediamo di pretendere che i giornalisti di questa testata siano al Tuo servizio, che ti servano Informazione.

Se, come noi, credi che l’informazione che consumiamo è alla base della salute del nostro futuro, allora entra.

Entra nel club L'Indro con la nostra Membership

Condividi.

Sull'autore

End Comment -->